Consejos y tips para limpiar una bicicleta


El mantenimiento de la bicicleta es fundamental para que esta funcione correctamente, pero también para prolongar al máximo su vida útil. Incluso, para evitar accidentes o imprevistos mientras estamos haciendo uso de ella. Es por eso que en este artículo vamos a explicarte cómo limpiar una bicicleta correctamente. Te explicamos cómo limpiar la cadena de la bicicleta y cómo limpiar el óxido de una bicicleta, entre otras; y, por supuesto, con qué debes limpiar la bicicleta para que te resulte más cómodo y puedas acabar cuanto antes. ¡Sigue leyendo para informarte!

Con qué limpiar la bicicleta

Como vemos más abajo hay una gran cantidad de productos y herramientas especiales para limpiar bicicleta, por supuesto su función varía en función de la zona que vayas a adecentar. En este apartado te mostramos cuáles son los más destacados y los más utilizados para poder llevar a cabo cualquier labor de limpieza de bicicletas. Así que, antes de ponerte manos a la obra, te recomendamos que te hagas con ellos. Estos son:

  • Agua.
  • Cepillo limpia cadena bicicleta.
  • Jabón o líquido desengrasante.
  • Trapos de franela (para quitar la grasa y para secar).
  • Lubricante especial para bicicletas.
  • Esponja.
  • Herramientas básicas para desmontar algunas piezas.
  • Limpia óxido.

Aunque no es imprescindible, si cuentas con suficiente espacio en casa puedes hacer uso de un soporte de taller para colocar la bici mientras la limpias y mejorar tu comodidad.

Cómo limpiar una bicicleta

Ahora que ya sabes con qué limpiar una bicicleta vamos a ver cómo limpiarla paso a paso. Lo primero que hay que hacer es comenzar por el lavado, aunque para ello tendrás que retirar —en primer lugar— las dos ruedas para poder llegar a todas las zonas y limpiar la bicicleta con mayor comodidad. No te olvides de retirar, tampoco, el resto de accesorios que le hayas añadido. Después pulveriza el producto desengrasante sobre el cuadro de la bici. No uses nunca chorros a presión ya que pueden rayar o dañar el cuadro y las diferentes piezas que hay en él, como los rodamientos y la suspensión. Después, pasa un trapo por toda la zona que ha sido rociada sin olvidarte de las más ocultas, como el pedalier o la horquilla. A continuación, pasa al resto de partes de la bici.

Cómo limpiar llantas de bicicleta

Al igual que hemos hecho con el cuadro para limpiar la bicicleta, tendrás que repetir el mismo proceso, pero en este caso con las llantas de la bicicleta. Eso sí, te recomendamos que hagas uso de una esponja y que insistas en el proceso de limpieza ya que es posible que la suciedad se haya adherido con más fuerza en esta zona de la bicicleta. Para los piñones y platos de la bici usa un cepillo o una brocha de pelo duro.

Cómo limpiar la cadena de la bicicleta

Para limpiar cadenas de bicicleta es necesario hacer uso de un desengrasante. Una vez lo hayas aplicado usa un trapo para cubrirlas y sostenlo con la mano suavemente mientras le das varias pedaladas con la otra mano, de esta forma la suciedad se quedará en él. A continuación, tendrás que frotar con un cepillo limpia cadenas de bicicleta que previamente habrá sido sumergido en agua y desengrasante —retirando, de esta forma, la suciedad acumulada en engranajes y crestas—. Estos cepillos especiales tienen forma cuadrada con cerdas duras en los diferentes costados para facilitar el acceso a toda la parte del encadenado —aunque hay algunos que tienen forma rectangular, pero la función sigue siendo la misma—.

Cómo limpiar transmisión bicicleta

La transmisión es el corazón de nuestra bicicleta, por ello es importante prestarle especial atención a esta parte de nuestro vehículo. Al limpiar la transmisión deberás hacer uso de un desengrasante jabonoso y posteriormente frotar las diferentes partes de las que se compone, como es el cassette, el desviador, el plato y los piñones. Te recomendamos que le prestes especial atención a las roldanas, que son las zonas que acumulan mayor suciedad. Ten en cuenta que para limpiar los piñones tendrás que colocar la cadena en el piñón más pequeño y en el plato más grande.

Cómo limpiar disco de freno bicicleta

Al limpiar bicicletas hay que prestar mucha atención, también, a los discos de freno. Sobre todo, por la importante función que cumplen estas piezas ya que pueden prevenirnos de sufrir un accidente. Para su limpieza lo más recomendable es utilizar jabón suave, evitando de esta forma la contaminación de las pastillas y del rotor. No utilices aerosoles comprimidos ya que pueden provocar el hinchamiento de los frenos. Ten en cuenta que los fabricantes de discos de freno crean una superficie de sellado que resulta muy efectiva, sin embargo al hacer uso de estos lubricantes en el extremo de la palanca puedes ralentizarlos y tener problemas a la hora de frenar.

Cómo limpiar el óxido de una bicicleta

Si tu bicicleta lleva mucho tiempo sin ser utilizada y ha sido almacenada en un lugar con bastante humedad —o expuesta a la intemperie— lo más posible es que le haya aparecido óxido en algunas partes. En este caso, lo primero que debes hacer es aplicar un producto antióxido sobre la zona afectada y dejarlo actuar durante unos minutos (de 5 a 10 minutos, aproximadamente). También puedes probar con soluciones caseras como limón, vinagre o bicarbonato diluido en agua. Por último, frota con un cepillo y retira el óxido de la bicicleta.

Cómo engrasar una bicicleta

Como decíamos al principio, limpiar la bicicleta es fundamental para que esta se mantenga en perfecto estado. Así mismo, aparte de tener en cuenta cómo limpiar una bicicleta, hay que valorar otras cuestiones de mantenimiento, como es el engrasado. En este artículo puedes aprender cómo engrasar una bicicleta y otras cuestiones relacionadas con el mantenimiento de tu vehículo preferido.