Cómo ajustar el cambio de la bicicleta para que funcione perfectamente


Usar adecuadamente los cambios de las bicicletas te permite lograr una pedalada más eficiente, mejorando tu rendimiento y objetivo principal —además, de prolongar la vida útil de los componentes que forman parte del tren de potencia y proteger tus rodillas—. Para usar de manera correcta el cambio de marchas de bicicleta es importante que entiendas cómo funciona el mecanismo y cuál es la combinación perfecta entre piñón y plato. Ahora bien, para que todo esto sea posible y poder disfrutar de una cadencia lo más eficiente posible es esencial que el cambio (bicicleta) esté ajustado correctamente. En este artículo te explicamos cómo ajustar el cambio de la bicicleta, pero también cuáles son las partes del cambio de la bicicleta —para que no haya dudas— y otras cuestiones que te resultarán de gran interés. ¡Vamos a ello!

Partes cambio bicicleta

Antes de pasar a ajustar el cambio de bicicletas hay que tener claro que podemos encontrar dos tipos diferentes y que su funcionamiento varía dependiendo de las características de cada uno de ellos. Estos son:

  • Cambio bicicleta de fricción: el cambio de marchas de bicicleta de fricción es aquel que emplea un mecanismo de movimiento continuo, es decir, el ciclista debe regular el movimiento para seleccionar el piñón o el plato deseado. Eran muy utilizados en las bicicletas antiguas y todavía, a día de hoy, los podemos encontrar en algunos modelos de bicicletas de aventura —debido a que requieren un ajuste con menor frecuencia, entre otras—.
  • Cambio bicicleta indexado: En este caso la maneta de cambio de la bicicleta tiene varias posiciones fijas para cada plato o piñón. Para que el sistema funcione correctamente es necesario que todo el sistema esté bien ajustado.

Los cambios de marchas de bicicletas pueden ser, así mismo, desviadores o cambios externos para engranar la cadena en los diferentes platos y piñones del vehículo, o cambios internos, que contienen un reductor de velocidad en la zona trasera del vehículo, concretamente en la maza trasera. Dependiendo del fabricante, estos reguladores también pueden ubicarse en la caja del pedalier. Con el paso del tiempo han surgido bicicletas con cambio eléctrico —en modelos de gama alta—. Estos últimos cuentan con cableado electrónico o inalámbrico.

Cómo ajustar cambio bicicleta

La selección de las diferentes velocidades en las bicicletas con cambios mecánicos es posible gracias a la regulación de la tensión de los cables de cambio de la bicicleta. Esto se lleva a cabo en los mandos, desde dónde se regula la tensión o el envío de la señal eléctrica que controla la posición de los cambios. Estas manetas de cambio de bicicleta (o mandos) se encuentran en la zona del manillar y, por lo general, la maneta derecha controla el cambio trasero para seleccionar el piñón en el cassette deseado mientras que la maneta izquierda controla el cambio delantero para seleccionar el plato deseado. Ajustar el cambio de bicicleta correctamente hará que tu vehículo funcione de manera suave y precisa. Para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. Regula el tornillo H (Hight) con la cadena en la corona pequeña para que la roldana superior del cambio quede alineada con esta. El cambio se desplaza hacia la rueda al apretarlo en el sentido de las agujas del reloj.
  2. Alinea la roldana con la corona grande mediante el tornillo L (Low) para evitar que caiga a los radios y los dañe. El cambio se desplazará hacia la puntera al girar el tornillo en el sentido de las agujas del reloj.
  3. Ajusta el tornillo B-Tension para que la roldana superior se separe de la corona y no choquen. Este tornillo sirve para evitar el roce entre ellas.
  4. Acciona la palanca de cambio con la cadena en la segunda corona de manera que pueda subir una corona. En caso de que no suba tendrás que girar el tensor de manera contraria a las agujas del reloj.
  5. Comprueba que la cadena sube y baja correctamente en todas las coronas sin hacer ruidos y, por supuesto, sin roces.
  6. Coloca la cadena en el plato pequeño y ajusta la distancia del desviador delantero a los dientes del plato. Debe haber, al menos una separación de 1 a 3 milímetros. Ten en cuenta, así mismo, que la caja del desviador debe estar colocada de manera paralela a los platos.
  7. Tensa el cable del desviador girando el tensor en la dirección contraria a las agujas del reloj hasta que suba al plato grande. Hazlo con cuidado para evitar que se salga la cadena y caigan las bielas.
  8. Regula el tornillo en L colocando la cadena en el plato pequeño y en la corona grande. Asegúrate de dejar 0,5 mm entre la cadena y la pletina interior del desviador (para ello ve girando el desviador del cuadro).
  9. Para lograr una distancia de 0,5 mm entre la cadena y la pletina exterior gira el tornillo H con la cadena en el plato grande y en la corona pequeña. De esta forma conseguirás que el desviador se acerque o se aleje del cuadro.
  10. Por último, prueba subiendo y bajando los platos para comprobar si es necesario realizar algún ajuste extra.

Cambiar cable cambio bicicleta: ¿Cómo lo hago?

Si el cambio de piñón de tu bicicleta ya está ajustado, pero necesitas cambiar el cable, no te preocupes, el proceso es relativamente sencillo ya que no tendrás que regular el cambio de bicicleta. Por ello, no toques los tornillos con cabeza de destornillador marcados con H o L, así como tampoco el tornillo B-Tension. Ello hará que se desplace el cambio respecto al cassette —como hemos visto— y ahora no es necesario. Lo único que debes hacer es extraer el cable anterior y guiar el nuevo cable correctamente para que quede perfectamente ajustado. Para ello, comienza por la polea y pasa por el canal interior. Después sigue recto hasta el tornillo prisionero. Ten en cuenta que para fijar el cable de cambio de la bicicleta tendrás que colocarlo en la posición del piñón pequeño. Por último, ajusta el cable mediante el tensor del mando de cambio.

Protector cambio bicicleta: ¿Para qué lo necesito?

El protector del cambio de bicicleta es una pieza complementaria que se utiliza para proteger el cambio trasero. Este se fija a un eje de la rueda y lo protege de manera eficaz contra golpes, rozaduras, caídas y demás. Es muy recomendado en bicicletas de competición MTB.