¿Cómo hacer el mantenimiento de tu bicicleta?


Llevar a cabo un correcto mantenimiento de tu bicicleta es imprescindible para aumentar la vida útil de tu medio de transporte preferido o de tu aliado para hacer ejercicio y practicar tu deporte preferido. Al igual que con cualquier otro vehículo, la bicicleta debe revisarse periódicamente, así mismo hay algunas acciones que deben realizarse sí o sí para que su uso sea seguro y para evitar dañarla. A continuación, te explicamos varios consejos sobre el mantenimiento de bicicletas y respondemos a otras preguntas de interés como, por ejemplo, cuál es la vida útil de una bicicleta. ¡Sigue leyendo!

Consejos sobre el mantenimiento de bicicletas

En este apartado te ofrecemos algunos consejos imprescindibles para mantener tu bici en perfecto estado y aumentar su vida útil al máximo.

Mantenimiento de frenos hidráulicos de bicicleta

Una de las piezas más importantes a revisar de manera periódica son los frenos —como puedes imaginar, la importancia de que estos funcionen correctamente es obvia—. Para llevar a cabo el mantenimiento de los frenos hidráulicos de la bicicleta debes comprobar que funcionan correctamente llevando a cabo las siguientes acciones:

  • Pruébalos tirando y sosteniendo las palancas para comprobar que funcionan correctamente.
  • Asegúrate de que las pastillas de freno toquen correctamente el disco. Lo primero que debe tocar es la parte delantera de la pastilla y conforme hagas más presión, la pastilla completa.
  • Revisa que las pastillas no se hayan desgastado hasta la línea del límite. En ese caso, sustitúyelas por otras.
  • Los discos de freno de la bicicleta deben estar limpios para que no disminuya el rendimiento de frenado.
  • Comprueba que el disco no está desgastado (asegúrate de que no está quemado, sucio o contaminado).
  • El latiguillo, por otro lado, debe estar en perfecto estado (si está pellizcado o cortado, sustitúyelo por otro).

Mantenimiento cadena de bicicleta

El mantenimiento de las cadenas de bicicletas, así como de todo el circuito de transmisión, es imprescindible también para que esta funcione perfectamente. Lo que debes hacer, en este caso, es limpiar y lubricar el sistema, y ello aplica tanto a la cadena, como a la pacha (o cassette), los platos, los tensores y el descarrilador. Con ello te asegurarás de que el cambio de marchas es más suave, lo que te proporcionará una conducción más cómoda (y segura). Esto te servirá también, en la mayoría de los casos, para evitar los molestos ruidos fuertes y chillidos que provienen de la bicicleta por el roce del metal con la mugre y el barro. Lubricando el sistema de transmisión de la bicicleta alargarás, por otro lado, la vida útil de cadena y de los piñones. La frecuencia del mantenimiento depende del uso que hagas del vehículo.

Mantenimiento de suspensión bicicleta

Es otra de las piezas que requieren una revisión periódica. Para llevar a cabo el mantenimiento de la suspensión de la bicicleta hay tres cosas que debes hacer: limpiar, lubricar y cambiar los retenes. Lo vemos:

  • Limpiar suspensiones: Para limpiar las suspensiones, vacía la horquilla de aire y desmonta las botellas de las barras. Después, procede a limpiar tanto las barras, como el puente, los retenes y todo el interior de las botellas. Puedes usar un paño o papel de taller con un poco de desengrasante. Si las horquillas usan esponjas de lubricación, sácalas, límpialas y después sumérgelas en aceite.
  • Lubricar suspensiones: Con todas las piezas limpias procede a engrasar los retenes con una grasa específica para suspensiones. Después vuelve a montar todo en el mismo orden y al final añade la cantidad de aceite de lubricación correspondiente por el mismo agujero de los tornillos que sujetan las botellas a las barras —la cantidad aparece especificada en el manual de la bicicleta—.
  • Cambiar retenes: Si durante el proceso detectas que los retenes están deteriorados, entonces sustitúyelos por unos nuevos. Normalmente hay que cambiarlos cada año o cada 100 horas de uso. Para quitarlos utiliza una herramienta específica, así evitarás dañar las botellas.

Comprueba la presión de los neumáticos

Por último, pero no menos importante, comprueba cuál es la presión de los neumáticos. De hecho, este es uno de los factores más importantes para garantizar la vida útil de tus ruedas y evitar que se pinchen cada dos por tres. Además, ten en cuenta que si la presión es demasiado baja tendrás que hacer más esfuerzo por mantener una velocidad constante. Como dato interesante, recuerda que la rueda trasera debe tener más presión —puesto que soporta más peso—. Por otro lado, no te olvides que la presión máxima y mínima viene especificada en cada neumático. Nuestro consejo es que revises la presión una vez cada dos semanas.

Qué productos y herramientas necesito para realizar el mantenimiento de la bicicleta

Por supuesto, para poder llevar a cabo el mantenimiento de la bicicleta tendrás que hacer uso de unos productos y herramientas específicas —e incluso piezas de repuesto—. En este apartado te mostramos algunos de ellos, los más utilizados. Ojo, no en todos los casos es necesario que cuentes con ellos, todo depende del uso y desgaste de tu medio de transporte.

Productos mantenimiento bicicleta

Los productos de mantenimiento de bicicleta suelen encontrarse en forma de kits y estar destinados a llevar a cabo las revisiones que hemos explicado en este apartado. Estos son algunos de los más utilizados y necesarios:

  • Limpiador de frenos (para limpiar rotores).
  • Lubricante para bicicletas.
  • Desengrasante de cadenas.
  • Líquido antipinchazos.
  • Cámaras de aire para ruedas.
  • Tubo engrasante para bicicletas.
  • Válvulas para ruedas.

Herramientas para mantenimiento bicicleta

Hay algunas herramientas que no pueden faltar nunca en tu kit de reparación y mantenimiento de bicicletas, sobre todo, si eres de las personas a las que le encanta realizar rutas de larga distancia —así evitarás y podrás prevenir más de una sorpresa—. Estas son algunas de ellas:

  • Soporte de reparación de bicicletas.
  • Cepillos de limpieza para bicicleta.
  • Multiherramientas.
  • Hinchador bicicleta.
  • Llave inglesa.
  • Extractor de bielas.
  • Llave para caja de pedalier.

Vida útil bicicleta: ¿Cuánto tiempo pueden durar?

Es muy difícil estimar cuál es la vida útil de una bicicleta, puesto que todo depende del uso que se haga de ella. Por lo general, su duración media suele ser de 6 años con un uso diario, motivo por el cual se recomienda llevarla al taller cuando alcance los 3 años para un mantenimiento completo. Ahora bien, si nos encargamos nosotros mismos de realizar un mantenimiento adecuado por nuestra cuenta conseguiremos alargar su vida útil unos cuantos años más.