Cómo hacer el mantenimiento del motor de una bicicleta eléctrica


Llevar a cabo el mantenimiento de las bicicletas eléctricas es una tarea más sencilla de lo que parece. Aunque en un principio pueda resultar más complejo, lo cierto es que las bicicletas eléctricas o e-Bikes necesitan muy pocos cuidados adicionales. Lo único en lo que tienes que fijarte es en el estado del motor, la batería y otros componentes del propio sistema eléctrico. Por supuesto, será necesario llevar a cabo el mantenimiento general, como en cualquier otra bicicleta. En este artículo te explicamos cómo mantener el motor eléctrico de bicicletas y respondemos a otras cuestiones generales sobre ellas. ¡Sigue leyendo!

Consejos para realizar el mantenimiento de las bicicletas eléctricas

Realizar un correcto mantenimiento de tu bicicleta eléctrica te resultará de gran utilidad para aumentar su vida útil, así como para evitar averías en baterías eléctricas. Y es que el motor de una bici eléctrica, así como el resto de los componentes, puede estropearse si no se le presta la atención necesaria.

Mantenimiento motor eléctrico bicicleta

Quizá esta pieza es la que menos problemas debería darte, puesto que está integrada en el buje de la rueda y su acceso resulta más complejo. Además, la mayoría de ellos son motores Brushless sin escobillas (las piezas que establecen una conexión con la parte fija del motor y las bobinas), lo que se traduce en un menor desgaste. Ahora bien, siempre puede haber fallos en el resto de componentes. Nuestra recomendación es que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Intenta limitar el uso del acelerador, de esta forma reducirás el impacto sobre los engranajes y su vida útil. Trata de acompañar la salida con el pedaleo.
  • Revisa la rigidez de los radios de los motores traseros ya que estos deben soportar mucho peso. Es posible que con el tiempo alguno se afloje o se quede suelto.
  • Ten cuidado con la salida del cable del motor y comprueba que la curva que hace dentro de su alojamiento es normal.

Mantenimiento de las baterías

Toda bici con motor eléctrico necesita una batería para poder funcionar. Esta pieza también debe revisarse periódicamente para comprobar que funciona correctamente, para evitar averías en bicicletas eléctricas y para que el motor de la bici eléctrica no se estropee. Nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Utiliza siempre el cargador del fabricante, además conéctalo primero a la batería y luego a la toma de la red eléctrica (para desenchufarlo, hazlo a la inversa).
  • Evita que la batería se descargue por completo (las baterías de litio pueden resentirse cuando esto ocurre).
  • Evita sobrecargar la batería y desconéctala de la red cuando sea necesario.
  • Ten en cuenta las temperaturas extremas (frío y calor) y no cargues las baterías hasta que hayan recuperado su temperatura natural.
  • Evita que se mojen.

Mantenimiento de las ruedas y el sistema de frenado

Forma parte del mantenimiento tradicional de cualquier bicicleta, aunque en este caso hay que tener en cuenta algunos aspectos específicos. Por ejemplo, el peso de las bicicletas eléctricas es mayor debido a la naturaleza de sus componentes, por ello se recomienda ajustar los radios con mayor frecuencia. También tendrás que controlar de forma periódica el estado de los neumáticos, las cubiertas, la presión, la tensión de las manetas y demás. Es muy importante que ajustes los tensores de estas últimas y que revises el estado de las pastillas o zapatas para una mayor seguridad.

Cómo lavar una bicicleta eléctrica

Los componentes eléctricos de una batería pueden mojarse sin problema, ya que son estancos y están diseñados para soportar la humedad. A excepción, no obstante, de las baterías y el controlador. Es importante que retires la batería antes de lavar la bicicleta y que protejas el controlador, de igual manera queda terminantemente prohibido hacer uso del lavado a presión para limpiar este tipo de bicicletas. Lo más recomendable, por otro lado, es que la seques a mano, aunque también pueden secarse al aire libre sin problemas.

Otros aspectos a tener en cuenta

El mantenimiento de una bici eléctrica, así como de una tradicional, requiere que se preste atención a algunas cuestiones como las cadenas, los piñones, el equilibrado de las ruedas o el cambio de marchas —debes asegurarte de que la marcha entra correctamente o que no salte, y ajustarla en caso contrario—. Así mismo, aprieta regularmente los tornillos de las bielas de los pedales, de la tija del sillín, el manillar, transportin y demás piezas…

¿Las bicicletas eléctricas se pueden mejorar?

Sí, siempre y cuando no incumplas con la normativa. Así pues, si estás pensando en trucar la bicicleta debes saber que esto está totalmente prohibido y que puedes ser penalizado por ello. Algunas de las formas de hacer que el vehículo resulte más rápido y eficiente sin incurrir en un delito son las siguientes:

  • Mantén siempre la batería cargada.
  • Cambia las cubiertas de montaña por llantas de ciudad.
  • Aumenta la presión de inflado de las ruedas para una menor resistencia a la rodadura.
  • Ajusta los frenos y comprueba que estos no rozan la llanta.
  • Limpia la cadena y mantenla lubricada.
  • Aligera el peso de la bicicleta.
  • Cambia el sillín por uno menos pesado.

¿Puedo poner motor eléctrico a bici?

Efectivamente, es lo que se conoce como kits de conversión de bicis eléctricas. Estos últimos pueden instalarse en casi cualquier tipo de bicicleta, además hay muchas gamas de motores y baterías diferentes a elegir. Por lo general, el precio por transformar una bici urbana tradicional a una eléctrica suele rondar los 650 euros, aunque todo depende del kit de conversión que se utilice.

Reparar motor bicicleta eléctrica: ¿Dónde hacerlo?

Si el motor ha dejado de funcionar y no sabes qué le sucede, lo más recomendable es que acudas a un taller especializado en la reparación de bicicletas, de esta forma evitarás que la avería de la bicicleta eléctrica vaya a más. Es muy importante que la lleves cuanto antes y que no hagas uso del sistema eléctrico mientras tanto.