Tipos de pedales de bicicleta


La elección adecuada de un tipo de pedales u otros es fundamental en función del tipo de bicicleta que vayas a usar y de la modalidad que tengas pensado practicar. Los pedales y calas pueden ser de muchos tipos diferentes, de hecho, estos son muy distintos entre sí cuando hablamos de bicicletas de montaña MTB y de bicicletas de carretera. Podemos encontrarnos sistemas SPD ciclismo, pedales automáticos de montaña o los típicos pedales clásicos de bicicleta de carretera, entre otras. Lo cierto es que las opciones son de lo más variadas. A continuación, te explicamos exactamente qué tipos de pedales y qué tipos de calas hay, y para qué sirve cada uno. ¡Sigue leyendo!

Diferencia entre pedales y calas de bicicleta

Lo primero que debes saber, antes que nada, es que no son lo mismo los pedales de la bici que las calas. Los pedales son una parte imprescindible del vehículo ya que gracias a ellos podemos poner en marcha el mecanismo de transmisión para darle movimiento y velocidad a la bicicleta. Por supuesto, cuando adquieres el vehículo estos vienen incluidos en él, ahora bien, es posible que con el tiempo sientas la necesidad de cambiarlos para mejorar el rendimiento y la eficiencia de la pedalada. Las calas, por otro lado, son las zonas que van colocadas en el calzado y nos permiten acoplarlo a un tipo de pedal específico que cuentan con espacio para ellas (pedales automáticos). De hecho, existen varios tipos de calas diferentes que se acoplan a cada tipo de pedal.

Tipos de pedales de bicicleta

Los pedales de bicicleta pueden ser de varios tipos, dependiendo del ciclismo que practiques. Los más populares son los siguientes:

  • Pedales de plataforma: Son los pedales simples o sin fijación, es decir, los más comunes. Los pedales de plataforma son los que vienen de fábrica en la bicicleta —independientemente de que sean pedales clásicos de bicicleta de carretera o de montaña—, en ellos se apoya directamente el pie para poder pedalear, por lo que no se necesita ningún tipo de calzado especial. El tamaño de estos pedales es genérico, puesto que se adaptan a la mayoría de los pies y con ellos puedes subirlos y bajarlos de la bici sin ningún problema.
  • Pedales straps: Los pedales de la bici straps son un tipo de pedales simples que funcionan con jaula y correas. Son los primeros que empezaron a utilizarse para deportistas de alto nivel y para sacar el máximo rendimiento. Los mismos amarran los pies para tener un mayor soporte en el metatarso, ahora bien hoy en día son los menos utilizados ya que han sido sustituidos por los pedales automáticos de bicicleta.
  • Pedales automáticos bicicleta: Son conocidos también como pedales clipless. Este tipo de pedales están hechos para que tus pies y tu bicicleta se combinen entre sí. Estos cuentan con unas calas que se unen directamente con las zapatillas, es decir requieren de un calzado específico para ello. Al conectar el calzado con la bicicleta se transfiere directamente la energía de tus piernas a las bielas y te permiten generar más potencia.

Es importante hacer mención a los pedales para bici mixtos. Estos últimos tienen una doble cara. Por un lado está el mecanismo para usarse con zapatillas y por el otro el pedal simple que funciona con cualquier tipo de calzado.

Tipos de calas

Ahora que ya sabes qué tipos de pedales de bicicleta hay vamos a centrarnos en analizar los diferentes tipos de calas, concretamente los tipos de calas de carretera y los tipos de calas MTB y sus variantes que funcionan con los pedales automáticos de bicicleta. Ten en cuenta, eso sí, que los tipos de calas van ligados directamente con el tipo de pedal que lleva la bici.

Tipos de calas carretera

Los tipos de calas de carretera están pensados para mejorar la velocidad y la pedalada mientras practicamos ejercicio. Estos pueden ser los siguientes:

Calapiés pedales bicicleta Look

Los pedales de la bici tipo Look, junto con la marca francesa Cinelli, fueron los primeros en introducir los pedales automáticos en el mundo del ciclismo. Estos usan un estándar conocido como KEO, con unos calapiés para pedales con forma triangular. Dependiendo de la libertad de movimiento estas pueden ser de varios tipos:

  • Calas Look negras: Con un ángulo lateral de 0º que no da margen a ningún movimiento.
  • Calas Look grises: Dejan una flotabilidad de 4,5º, son las más comunes.
  • Calas Look rojas: Para principiantes o personas con lesiones o molestias en la rodilla, ya que dejan un ángulo de movimiento de 9º.

Calapiés pedales bicicleta Shimano

Los pedales Shimano no son compatibles con las calas de la marca francesa Look, aunque son muy parecidos físicamente. Estos pueden variar en función de los materiales, así como de los rodamientos y del peso. Shimano ofrece tres tipos de calas diferentes que se clasifican dependiendo del color. Estos son:

  • Cala Shimano amarilla SH-SM11: Esta ofrece 6º de movimiento referente a la rotación que tiene el pie una vez fijado al pedal. Es el máximo grado de movimiento que ofrece la marca. Recomendada para principiantes y personas con lesiones o problemas en la rodilla.
  • Cala Shimano azul SH-SM12: Es la opción intermedia de la marca, ofrece un margen de movimiento de 2º (1º por cada costado del pie).
  • Cala Shimano roja SH-SM10: Las zapatillas van totalmente fijas, por lo que no permiten ningún movimiento de rotación. Son utilizadas para modalidades de ciclismo donde el deportista debe aprovechar hasta el último vatio de potencia.

Calapiés pedales bicicleta Speedplay

El sistema es inverso a las calas Look y Shimano. En este caso son los pedales los que encajan en la cala de la zapatilla, no al revés (donde la zapatilla de la cala encaja en el pedal). Se trata de un sistema que proporciona una gran superficie de apoyo y más opciones de ajuste que el resto —el precio, no obstante, es más elevado—.

Tipos de calas MTB

Las calas para MTB son las que funcionan en pedales automáticos de montaña. Estas, a diferencia de los de carretera, son más pequeñas —tanto las del pedal como las de las zapatillas—. Las calas de metal de las zapatillas van ancladas con dos tornillos a estas últimas —para evitar la acumulación de barro—. Estas cuentan con menos superficie de apoyo. Estos son los diferentes tipos de pedales automáticos de montaña.

Calapiés para pedales SPD Shimano

El sistema SPD ciclismo de Shimano es el más utilizado en MTB hoy en día. Es simple, fiable y robusto, además cuenta con muelles y un tornillo de tensión que nos permite ajustarlo a nuestro gusto. Podemos distinguir dos tipos:

  • Sistema SPD ciclismo SH51: Para poder descalarlas hay que girar el tobillo hacia afuera. Son las más populares.
  • Sistema SPD ciclismo SH56: Están pensados para principiantes. El proceso para descalarlas es mucho más sencillo y se puede realizar en cualquier dirección.

Calapiés para pedales Crankbrothers

Entre los diferentes tipos de calas podemos encontrarnos, por último, la calas Crankbrothers. Estos tipos de calas MTB son más simples y ofrecen una mayor libertad de movimiento —recomendadas cuando tienes algún problema o lesión de rodilla—. Las mismas cuentan con cuatro puntos de anclaje y, dependiendo de la cara que escojas, tendrás unos ángulos de rotación u otros.